Desarrollo de huertos autosustentables como respuesta a la posible escasez de alimentos por la pandemia COVID19

Reto: Ciudades sostenibles y movilidad

Miembros: Daniela Guevara, Gustavo Valencia, Eddy Jaque Castellano, Francisco Wayra, Jonathan Choloquinga, Edison Pazmiño, Carlos Suarez

Mentor/es: Ana Zumba

Problemáticas resueltas

  1. Manejo de residuos
  2. Sensibilización
  3. Convivencia, respeto y violencias
  4. Uso del espacio público
  5. Consumo responsable
  6. Cuidado a los demás y protección
  7. Ciudadan@s digitales
  8. Modelos económicos y productivos: economía colaborativa, circular, etc.
  9. Producción agrícola
  10. Emprendimiento
  11. Capacitación
  12. Agricultura y fomento campesino
  13. Vinculación con la Comunidad
  14. Educación ciudadana
  15. Modelos de producción y distribución
  16. Sostenibilidad económica
  17. Alimentación saludable, huertos familiares y comunitarios
  18. Nuevos modelos de movilidad sostenible

Resumen

El presente proyecto radica en el desarrollo de un programa de análisis, capacitación e implementación de huertos para el cultivo de diferentes alimentos orgánicos en ambientes residenciales tales como departamentos, casas y edificios. Los cuales permitirán una autosustentabilidad alimentaria en los hogares de las diferentes familias, ante la dificultad del acceso y posible escasez de alimentos en la emergencia sanitaria que se vive actualmente.
En este sentido, se plantean tres fases del proyecto. La primera tiene que ver con la visita técnica del sitio donde se instalará el huerto para analizar su factibilidad y el diseño del mismo. Debido a las condiciones actuales esto se generará a través de medios electrónicos. Posteriormente y una vez determinado el espacio físico que se implementara, se pasará a la segunda fase que consta de la capacitación de las personas para el correcto manejo de los alimentos y su cuidado. Una vez que la teoría ha sido comprendida, se procederá a la tercera fase del proyecto que consta en sí de la implementación del huerto y su mantenimiento. Se busca escalar a futuro el proyecto a nivel macro debido a los beneficios en cuanto a sustentabilidad, ambiente y salud.

Palabras clave: Sustentabilidad, "Seguridad Alimentaria", Huella de carbono, Agricultura, Educación Ambiental

1. Título del proyecto

Desarrollo de huertos autosustentables como respuesta a la posible escasez de alimentos por la pandemia COVID19.

2. Objetivos

Objetivo general:

Fomentar la auto-sustentabilidad en las familias ecuatorianas, mediante la implementación de huertos urbanos a escala doméstica, para la obtención de alimentos saludables y seguros.

Objetivos específicos:

  • Aprovechar espacios libres en el hogar, con la construcción de estructuras adaptables, para el cultivo de diferentes alimentos.
  •  Generación de empleo en la comercialización de los productos cultivados.
  • Mejorar la calidad de vida mediante la seguridad en los alimentos a consumirse, al evitar plaguicidas, herbicidas y productos químicos.
  • Promover la educación ambiental gracias a la agricultura doméstica.
  • Valorizar la figura del agricultor y la agricultura tradicional, al adquirir conocimientos con la experimentación en el hogar.

3. Introducción

Los huertos urbanos o familiares proponen establecer un vínculo directo con la ciudadanía, en donde se pueda trabajar en varios enfoques tales como: adaptación al cambio climático, capacidad de respuesta ante situaciones de confinamiento, participación ciudadana, y el acercamiento a las ciudades sostenibles, donde se ofrece calidad de vida a sus habitantes sin poner en riesgo los recursos naturales. 

La necesidad de contar con huertos en los hogares se hace evidente en momentos de confinamiento, tales como la cuarentena que estamos viviendo, en esta situación las personas sienten miedo; es decir, no quieren salir por temor a contagiarse, y por la inseguridad con los alimentos que se consume a diario. Una vez que se levanten las medidas de aislamiento, será complejo que las personas vuelvan a la rutina habitual, por ello es importante crear un sentimiento de confianza en los productos que serán parte del consumo diario.

El proyecto aportará de manera significativa a la creación de una conciencia ambiental. Se alinea también a los objetivos de la FAO y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): 3 Salud y bienestar, 11 Ciudades y comunidades sostenibles, y 12 Producción y consumo responsable.

4. Problemática

Actualmente el mundo atraviesa una de las peores crisis no solo a nivel sanitario, sino también económico, social y psicológico. El COVID-19 es una amenaza desde su aparición. El acceso de la población a los alimentos seguros es limitado, ya sea por su ubicación geográfica, lugar de procedencia o también por su disposición. Para la obtención de dichos productos visitamos supermercados, mercados, tiendas y despensas, lo cual produce un riesgo muy alto ante un posible contagio de la enfermedad. Además, la falta de información así como la falta de cultura para la implementación de normas de seguridad hace que el riesgo por contagio de COVID-19 sea más latente al momento de adquirir nuestros productos.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, la suspensión de los programas de alimentación supondrá un desafío para garantizar la seguridad alimentaria y el estado nutricional de muchos niños y niñas, especialmente de los grupos más vulnerables de la población.

5. Solución

Asegurar una alimentación suficiente, diversa y nutritiva contribuye a fortalecer el sistema inmunológico de las personas e incrementa sus capacidades de enfrentar enfermedades”, explicó el Representante Regional de la FAO.

Los huertos urbanos generan sostenibilidad en la producción de alimentos en nuestros hogares. En varios domicilios, estos permiten aprovechar espacios no ocupados como: terrazas y patios; y en zonas residenciales como departamentos y edificios es posible la aplicación de huertos verticales. A su vez, reducen el tiempo de exposición de las personas al momento de realizar las compras y conseguir productos. Por lo tanto, los alimentos cosechados brindarán seguridad en el consumo de los mismos. 

El programa de huertos consta de diferentes etapas: análisis de ubicación del huerto, capacitación, implementación y mantenimiento. Tomando en cuenta que las capacitaciones serán de forma virtual y junto con la utilización de información digital, se solventará dudas e inquietudes, y brindará un apoyo didáctico en la fases posteriores. 

A su vez, los residuos con alto contenido orgánico generados en el hogar, permitirá la realización de compost, que brindará los nutrientes necesarios al huerto. Esto representará un ahorro económico y disminución de uso de plaguicidas y sustancias químicas. 

Según las Naciones Unidas, los beneficios de los huertos urbanos en casa van desde el fortalecimiento de la seguridad alimentaria, el reciclaje, la generación de empleo, contribución a la resiliencia de las ciudades frente al cambio climático, hasta la educación ambiental para niños y adultos.

6. Alcance

En una primera aproximación del proyecto, se postuló la implementación de invernaderos en las zonas de los huertos. Sin embargo, tras un análisis de las variables y condiciones actuales se determinó que únicamente se trabajará con huertos debido a la versatilidad que presenta el trabajo con estos. El alcance se basa específicamente en el análisis inicial del lugar en el cual se busca implementar el proyecto, el diseño y análisis de factibilidad. Una vez que la decisión es favorable, se procede a la capacitación general del usuario con el fin de que posea además de las herramientas físicas,  las teóricas para llevar de la mejor manera el huerto. Además, se plantea el asesoramiento a lo largo de la fase de construcción del huerto y su posterior mantenimiento. A través de contactos periódicos con el usuario, con el fin de dar soporte y evaluar el avance del huerto.

7. ¿Qué necesitamos para tener un huerto?

Aquellas personas que disponen de un pequeño terreno en sus viviendas pueden utilizarlo para crear un huerto de una forma sencilla. Sin embargo, la gran mayoría de la población habita en residencias cerradas como departamentos y edificios, donde no existe la disponibilidad de espacio, lo cual es un impedimento para tener un pequeño huerto. Por eso,  se propone la creación de estructuras que se acoplan a los diferentes espacios residenciales, donde es posible colocar un huerto en ventanas, balcones, terrazas o patios utilizando recipientes para el cultivo.

Los requerimientos indispensables son:

  • Disponer de un lugar con luz directa
  • Disponer de agua
  • Variedad de plántulas y semillas
  • Humus (puede ser fabricado en casa)
  • Recipientes (pueden ser reciclados)
  • Estructura para huertos verticales

Requerimientos del área para la ubicación del huerto 

  • Accesible: La visita periódica a esta área no debe suponer un sobre esfuerzo.
  • Superficie de sostén resistente: Que soporte el peso de la estructura más el sustrato. 
  • Seguro: Sin riesgo para quienes se encarguen del montaje y mantenimiento. 

Requerimientos generales para superficies de cultivos

  • Superficie de cultivo: esta puede ser tierra cultivable dentro del terreno o recipientes
  • Recipientes: los contenedores podrán adoptar diferentes dimensiones de acuerdo al espacio disponible.
  • Contenido: En general empezando desde la parte inferior el perfil del suelo de un cultivo debe mantener esta configuración: Capa de drenaje, capa de sustrato y capa superficial 

Tareas cotidianas de un huerto 

  • Siembra y obtención de plántulas 
  • Riego 
  • Abonado 
  • Control de plagas, enfermedades y malas hierbas
  • Recolección 

8. Recursos humanos

Equipo de análisis del sitio a ser implementado el sistema. (Visita técnica, factibilidad, diseño de áreas)

Este equipo se encargará de la primera fase del proyecto, en el cual, una vez que cierta familia o usuarios buscan implementar el sistema, se procederá a realizar un estudio de factibilidad y diseño del área a implementar el huerto. Debido a las condiciones de la pandemia, se requerirán de videollamadas o intercambio de imágenes que muestren y permitan seleccionar el espacio más adecuado para la disposición del huerto. 

Equipo de capacitación, se pueden realizar tutoriales en YouTube para enseñar las técnicas y seguimiento de los cultivos.

En la segunda etapa de capacitación se plantea la elaboración de instructivos para el manejo adecuado del huerto, desde la fase de construcción del mismo hasta su mantenimiento. Además es vital poseer el conocimiento adecuado en cuanto al tratamiento específico de cada especie. Por esta razón se ha planteado la integración de un grupo de agrónomos y agricultores que aporten con su experiencia al proyecto y se vea plasmada en material audiovisual y literatura. 

Equipo de instalación del sistema que visite los domicilios. 

En el caso de que se requieran requerimientos específicos para cada caso, como la necesidad de materiales para el huerto tales como tierra, semillas, entre otros, existirá un equipo de instalación del sistema. El mismo que empleando las medidas más altas de seguridad visite el domicilio y brinde la asistencia técnica requerida. 

Como se mencionó previamente, debido a la cuarentena, dichos equipos trabajarán a través de medios digitales para evitar el contacto. 

9. Metodología

Como se ha venido mencionando previamente, se plantea la ejecución del proyecto a través de cuatro fases bien delimitadas, de las cuales serán responsables los equipos designados. Dentro de la metodología general se requiere inicialmente el contacto con los proveedores de los materiales que se han especificado, con el fin de analizar la disponibilidad y adquisición de los mismos. Posteriormente se plantea realizar un sondeo a través de una encuesta con el fin de determinar los sectores, por cantones, más interesados en la implementación del proyecto. Se procederá al contacto respectivo con dichas familias o usuarios para coordinar el desarrollo de los huertos. En este sentido, se empieza con las fases que serán desarrolladas a continuación.  Finalmente se realizará una evaluación periódica que permita identificar el adecuado funcionamiento del huerto en cuanto a términos de eficiencia y eficacia, a través de indicadores específicos. 

Dentro de la encuesta se busca describir los factores económicos, demográficos y culturales de los posibles usuarios. Debido a que se intentaría que la implementación del huerto responda a la disponibilidad de materiales, las necesidades, factores ambientales y gustos de los beneficiarios. Lo cual, junto a la evaluación periódica del huerto permitirá gestionar un producto de valor agregado y una buena calidad de servicio.

Es importante la identificación de fortalezas y debilidades de nuestra organización, para contrastar estos resultados con los de otras propuestas parecidas que se encuentren en marcha, lo cual nos permita evolucionar o encontrar nuevos aliados. 

Se busca tener calidad en cada uno de nuestros servicios, por lo cual se definirán los procesos y las actividades para su control. A su vez, los productos serán diseñados con el fin de que su transporte, instalación y cuidado sean fáciles de realizar. Y se optará por una campaña de promoción en base a los beneficios, la utilidad y calidad de los servicios y productos ofertado

10. Fases 

10.1. Análisis de ubicación del huerto

  • Primer contacto con la familia o usuario interesado en la implementación del huerto.
  • Visita del sitio a través de videollamada o intercambio de fotografías que permitan visualizar el espacio.
  • Análisis y diseño de los huertos en función del área y condiciones disponibles.
  • Determinación de factibilidad del proyecto en el sitio estudiado.
  • Creación de un portafolio de opciones para que las personas puedan elegir las características y componentes de los productos o servicios que van a adquirir.  

10.2. Capacitación

  • Socialización inicial de consideraciones básicas del huerto.
  • Capacitación a través de videos secuenciales que evidencien la forma de trabajar los huertos.
  • Retroalimentación de información por parte de los usuarios.
  • Evaluación del conocimiento adquirido por parte de los usuarios a implementar el huerto.
  • Proveer de materiales didácticos consultables con indicaciones generales que acompañen a cada producto/servicio.
  • Generación de contenido de valor adicional como: recetas, beneficios y opciones de utilización de los productos obtenidos en la huerta.

10.3. Implementación

  • Análisis de disponibilidad y falta de materiales para elaborar los huertos. 
  • Coordinación en entrega de materiales.
  • Construcción del huerto.

10.4. Mantenimiento

  • Comunicación y retroalimentación del avance del huerto, con los respectivos usuarios. 
  • Soporte en requerimientos adicionales de instalación en cuanto a mantenimiento de los huertos. 
  • Evaluación 

11. Siembra

Se debe valorar las posibilidades de cultivo, en función, de la cantidad de horas de luz, temperatura, humedad relativa y espacio físico disponible. A continuación se enlista los posibles alimentos a sembrarse, que pueden funcionar de una mejor forma en un huerto urbano, como: tomate riñón, pimiento, berenjena, espinaca, lechuga, ajo, cebolla, haba, fresa , zanahoria, rábano, pepino y plantas aromáticas

12. Plagas y enfermedades de las plantas

Este tipo de información será útil en la plantación del huerto familiar por que siempre se encontrará en cualquier planta insectos, hongos etc., que será afectado en nuestro huerto

Se pueden presentar plagas como: el pulgón, mosca blanca, araña roja, trips, negrilla y roya. Sin embargo, cada una de estas plagas vale eliminar ya que tiene diferentes tipos de tratamiento.

13. Evaluación

Con el fin de evaluar el avance y correcto funcionamiento del huerto se plantea la puntuación a través de indicadores específicos para cada tarea y fase. Esta evaluación será realizada por parte de los usuarios como del equipo que lidera el proyecto. Los indicadores serán socializados antes de realizar la actividad y posteriormente para calificar el correcto desarrollo de la misma. Se postula además  una evaluación periódica posterior a la implementación del sistema para registrar el avance del mismo e identificar posibles mantenimientos que se necesiten en los huertos.

 

Actores institucionales necesarios: Organización Los Chasquis, INIAP (Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias), MAG (Ministerio de Agricultura y Ganadería), FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura), INIAP (Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias), CEFA (Comité Europeo para la Formación de la Agricultura), FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola), CONQuito

https://www.behance.net/gallery/96313309/Huertos-Familiares

Referencias

Manual de Iniciación al Huerto Urbano, Quito Siembra - Agricultura Urbana, Elaboración de un manual guía técnico práctico del cultivo de hortalizas de may…, Urban Farm Business Plan Handbook. Diputación de Alicante. (2013). Manual huertos sostenibles en casa. Alicante. Ed. Grupo Ánec. Pág. 9, 23-29., Agroecología. (2018). Manual Práctico de Huertos Urbanos. Cuenca, Ecuador. EDEC. Pág. 2-10.

Licencia: CC BY-NC-SA 4.0

Presentación del proyecto

Diapositivas: Ver presentación

Video Pitch: Ver video